Los dos equipos rojinegros de la Liga BBVA disputarán este fin de semana un partido para la salvación pero sin urgencias y que tiene como claro favorito a Osasuna, por jugar como local y por venir de ganar al Real Madrid. También porque los mallorquines atraviesan una mala racha de tres partidos seguidos perdiendo y presentan importantes bajas que pueden ser determinantes en una plantilla tan corta, además de la actual inestabilidad por las quejas del entrenador, directiva y algunos jugadores aunque todos tienen claro que hay que salir a por todas.

Nunes y Joao Victor están sancionados; como también lo está Webó, que junto a la lesión de Víctor Casadesús han creado un grave problema a Laudrup, que sólo cuenta con el canterano Sergi Enrich para ocupar la posición de delantero centro aunque puede volver a poner a Nsue a la que realmente es su posición. Por si acaso a convocado al delantero del filial, Abdón. El danés ha cargado contra el club esta semana por no haberle traído a un delantero, algo que sin duda necesitan los bermellones y que ha recordado el entrenador hoy, el cual aún espera que le puedan traer a alguien que esté sin equipo. La única buena noticia en clave mallorquinista es el regreso de Ramis tras cumplir un partido de sanción.

En Pamplona las cosas están más tranquilas tras la victoria ante el Madrid y porque la sensible baja de Damià será cubierta por el internacional Monreal, que precisamente esta semana ha recibido el alta médica, hecho que devolverá a Nélson a su posición natural de lateral derecho. Masoud y Nekounam también se han recuperado de sus respectivas lesiones sufridas en la Copa de Asia, pero Camacho no les ha incluido en la lista de convocados.

Los últimos tres antecedentes son positivos para el Mallorca, con tres victorias, dos por 2-0 en Son Moix y una por 0-1 en el Reyno de Navarra un campo siempre muy complicado.

0 comentarios:

Publicar un comentario