Hoy es un día más que imporntante para el mallorquinismo. El Mallorca juega hoy en Cornellà-El Prat ante un Espanyol que acaba de salir de la zona caliente de la liga, de la cual no salía desde el mes de setiembre. Ganando se arregla todo, pues el Mallorca saldría del descenso y volvería a meter los pericos.

Caparrós, cuestionado por un gran sector de la grada, interpretará el de hoy como un partido crucial, en el que ya ha avisado que el jugador más rebelde de la plantilla, Michael Pereira, será titular. Los líos institucionales han bajado al vestuario y eso nunca es bueno.

En un marco donde encontramos, hoy mismo, las destitución inargumentada de Jordi Morey. Morey, ex-jugador del Mallorca y figura del mallorquinismo, ha sido hasta ahora trabajador del área social del Mallorca, iniciando así propuestas en las redes sociales y en los pre-partidos  Esperemos que esto no afecte al vestuario, que ya suficentes líos debe soportar.

El Espanyol por su parte llega, como ya bien hemos dicho, tras salir del descenso, superando al Mallorca. El de hoy será un partido que marque quien entra, y quien sale. El conjunto perico pierde a Stuani para hoy, aunque parece ser que podría debutar Petrov, jugador fichado recientemente y del cual estaban pendientes de su tránsfer. Los catalanes han sumado 8 puntos de los últimos 15 posibles, y atentos por que ha sido ante Madrid, Sevilla, Deportivo y Celta. Sólo el Barça ha impedido que sume en sus cinco últimos partidos.

Joao, A.López y Arizmendi se quedan en la isla por lesión, mientras que el damnificado en la portería hoy será Calatayud. Bigas sancionando por acumulación de tarjetas.

1 comentarios:

  1. Más vale ganar, el "hay que apretar" ya sirve de poco

    ResponderEliminar